Este pasado miércoles 10 de abril, el bar de Inés de los Santos, actualmente ubicado en el puesto n° 26 de la lista de los 50 World’s Best Bars, festejó su cumpleaños con la presencia estelar de sus amigos de Alquímico Cartagena.

uando Cochinchina abrió sus puertas en 2021, su imponente barra, sus espacios lujosos y lúdicos y la inspiración franco-vietnamita de su gastronomía, sumados a la reconocida coctelería de Inés de los Santos, hicieron que el proyecto se impusiera en muy poco tiempo como una de las nuevas estaciones obligadas de la noche porteña.

Ayer el bar celebró un nuevo aniversario, y estos tres años de perfeccionamiento, premios y colaboraciones se condensaron en una inmensa fiesta a la que asistieron invitados de todos los ámbitos y de distintos países de la región y del mundo. Los festejos comenzaron a las 20 h y, apenas media hora más tarde, el lugar estaba repleto de amigos de la casa, clientes, proveedores y vecinos que se acercaron a brindar, comer y bailar en honor a Cochinchina.

Cumplimos tres años y quisimos festejar a lo grande, invitando a todos. Hay muchos motivos para celebrar, como haber entrado en los 50 Best con el puesto 26 en el mundo y haber armado un equipo de gente que trabaja y progresa de una manera que nos da mucha alegría y nos llena de orgullo”, comentó Inés de los Santos.

Como invitados especiales a la celebración, Jean Trinh y su equipo tomaron parte de la barra en representación de Alquímico Cartagena, el bar colombiano que hoy ocupa el puesto 9 en la lista de los 50 World’s Best Bars.

La fusión de alegría caribeña y espíritu rioplatense resultó en una carta de aniversario con cuatro cócktails únicos: el Gin Tonic del Oeste (gin Tanqueray, almíbar de huacatay, agua tónica Britvic); el Spritz de pomelo y lavanda (bitter Aperol, cordial de pomelo y de lavanda, Chandon Extra Brut); el Johnnie y sus manzanas (whisky Johnnie Walker Red, cordial de manzana, jugo de limón, ginger ale Britvic); y el Cardinal Okinawense (gin Tanqueray, bitter Campari, vermú dry, cordial de shiso y sésamo tostado).

Además de salir desde la barra, los cócteles rondaban por los salones y la vereda de Cochinchina en bandejas que también agasajaron a los invitados con la cocina de Juan Carlino, que preparó platitos, snacks y picoteos para comer con las manos, siguiendo la línea franco-vietnamita que caracteriza al lugar.

La música estuvo a cargo de los DJs de Cochinchina dirigidos por Tommy Abella, quien cumple el rol de curador musical del bar. Hubo un espectacular show de bailarines que animaron a los invitados a moverse como nunca, y en las bandejas estuvieron luego, como invitados especiales, DJ Gon y Diego Chamorro, DJ de Turf y muchos otros artistas, quien cerró la noche dejando altísima la vara de la celebración.

IG: @cochinchina.bar