Es la golosina favorita de estas fiestas. Desde hace unos años, en nuestro país se están produciendo turrones de excelente calidad. Algunos, nada tienen que envidiarle a los españoles. En Solo por Gusto te compartimos nuestro cuarteto de favoritos.

Publicado por | Dic 15, 2020 |  

etrás de todo gran producto hay una gran historia y la del turrón comienza en Arabia hace siglos: ya en un tratado de Medicina del SXI se habla del Turun. Los árabes –cuándo no– llevaron entre otras dulzuras el turrón a Al Andalus en la Edad Media y en España se hizo famoso. Incluso, en aquella época, en vísperas de Navidad, parte del salario se pagaba con turrón, era moneda de cambio.

La versión ibérica de esta golosina nació en la provincia de Alicante, Valencia, en el SXVI. De todas las versiones, el turrón de Jijona (blando) y el de Alicante (duro) son los más populares en España, que es el primer país productor de estos dulces navideños. Y está también el de yema tostada, el resultado de querer aprovechar las yemas que no fueron utilizadas en los turrones que llevan solo claras.

En cualquier caso, la lista de ingredientes es simple. Pero ojo, hacerlos en casa es toda una aventura y puede convertirse también en toda una frustración. Porque además de almendras tostadas, miel cocida, azúcar, clara de huevos lo que se necesita para llegar a buen puerto es talento. Muchos pasteleros se queman las pestañas hasta dar con la fórmula exacta.

España es líder absoluto en materia de turrones pero otros países también los elaboran: el de Cremona se remonta a 1543 y lleva frutas secas y confitadas. Mientras que en Israel, en Grecia y en Medio Oriente cunde el halva o turrón de sésamo, hecho con miel, sésamo y a veces pistacho.

La interpretación argentina del halva es el Mantecol, diseñado por el griego Georgalos en 1940, en Río Cuarto. Infaltable en las mesas de Navidad y fin de año representa uno de esos sabores entrañables y nuestros. En 2001 Georgalos comenzó a comercializar su turrón bajo la marca Nucrem ya que le vendió el sello Mantecol a Cadbury y ya no tiene la magia de la versión original.

Dentro de los estilos clásicos y de los otros, en Sólo por Gusto tenemos nuestros favoritos.
Aquí el cuarteto que se lleva los aplausos:

La Simona

Produce un turrón tipo Alicante de Calidad Suprema, con 60% de almendras tostadas que produce en Daireaux, provincia de Buenos Aires, Marcos Radnic, un ingeniero agrónomo especialista en alimentos. Marcos desde siempre fue fan de los turrones de Alicante. Como no es fácil conseguirlos en Argentina pensó ¿por qué no prepararlos? Con su compañera Daniela, pastelera profesional, empezó la búsqueda de la receta perfecta, que solo es posible con los ingredientes perfectos. Almendras que cosecha en el monte de almendros que había plantado con su papá allá lejos y hace tiempo y miel de productores locales. El resto: buena mano y esmero. El de La Simona es un turrón único en su tipo. La Torta imperial de 150 gramos cuesta $490 y $4.500 los diez. Pueden encargarlos a través de sus redes sociales además de encontrarlos en vinotecas y almacenes gourmet.
IG: @lasimonaturronesdeautor
FB:  lasimonaturronesdeautor

Rústico

El reconocido chocolatier Diego Armanini presenta dos turrones artesanales para no perderse: El turrón de Montelimar –semiblando, elaborado con mil y huevos orgánicos, mix de frutas secas y nibs de cacao, envuelto en papel de ostia.
Y el turrón Rústico de chocolate, interior de pasta de chocolate, dulce de leche y combinación de frutos secos cubiertos por capa fina de chocolate 70% cacao agroecológico.
El pack de dos turrones (ambos de 150 gramos) cuesta $1200.
www.rusticochocolate.com.ar

IG: @rusticochocolate

Mamuschka

La empresa de chocolates y productos de pastelería de Bariloche tiene  más de 30 años de historia y casi 30 premios internacionales acumulados. Además de los bombones y demás tentaciones para golosos, también elabora distintas versiones de turrón.
El de chocolate blanco, miel orgánica, almendras y canela. El de chocolate con leche miel orgánica, almendras y canela. El Turrón blando de almendras. El Turrón blando de avellanas. El de almendras, miel, canela y leche, el turrón blando de nuez y el de amaretto, elaborado a partir de una receta propia utilizando como base una crema de licor de Amaretto Di Saronno.
Todos hechos con materias primas de calidad y aptos para celíacos.
Todos son de 150 g. Los precios van de $475 a $545. Llegan a todo el país.
www.comprar.mamuschka.com

IG: @mamuschkachocolate

Ninina

Elabora un turrón de almendras artesanal y sin conservantes. Con azúcar orgánica, miel orgánica, huevo de campo y almendras non pareil grandes. La pieza pesa 120 gramos y cotiza $440.
Panforte di Siena artesanal y sin conservantes. Turrón semiduro de chocolate semiamargo con almendras, avellanas, pistachos, cáscara de naranja glaseada y un toque de especias. Pesa 180 gramos y cuesta $640.
Para regalos corporativos, personalizados o entregas a domicilio consultá a info@ninina.com o por whatsapp 11-6956-8470.
www.ninina.com

IG: @ninina.arg