Fiestas y recetas con buenas migas

Cuatro opciones de platos ricos y fáciles, pensados para compartir en el mediodía de una Navidad celebrada en clima informal, entre amigos.

Publicado por  | Dic 24, 2023 |  |     

Bruschettas con pan de centeno, ricota, durazno y tomillo

El tomillo y el romero son dos hierbas que van muy bien con frutas.

Ingredientes
1/2 durazno (fresco o en almíbar)
Tomillo (o zaatar) a gusto
2 cdas. de ricota
Rebanadas de pan de centeno
Aceite de oliva, c/n
Manteca, c/n
Ralladura de limón, a gusto
Sal y pimienta, a gusto

Procedimiento
Cortar el durazno en gajos (si optamos por usar la fruta cruda, se puede cortar bien fina). Dorar los gajos de un solo lado junto con el tomillo en una sartén caliente apenas rociada con aceite de oliva o manteca. No mover los duraznos porque se rompen.
Al minuto, darlos vuelta con cariño y apagar el fuego.
Armar la bruschetta en una rodaja de pan de centeno con los duraznos y la ricota, que podemos condimentar previamente con aceite de oliva, ralladura de limón, sal y pimienta.

Si no cuentan con duraznos, usar otra fruta de estación, como mango,  ciruelas, uvas o peras.

Torta Elsa

Esta preparación es similar a la torta de rollos o a la torta de los mil golpes. Prefiero llamarla Elsa, es más pacífica, y además es el nombre de mi abuela, que la hacía redonda, con un rollo en el centro (el mejor pedazo sin duda). A mí me gusta armarla cuadrada porque todos los rollos salen iguales. Esta es la versión redonda, y sin centro, para recordar a mi abuela y todo lo que la extraño.

Rinde una torta grande, en molde redondo o cuadrado

Ingredientes
1 masa de brioche 
Manteca pomada o crema pastelera, c/n
Azúcar negra o mascabo, c/n
Canela, a gusto
Chocolate blanco, pasas o praliné, c/n (opcional)
Almíbar, c/n
Ralladura de naranja, c/n

Procedimiento
Estirar la masa hasta obtener 1 cm de alto. Debe quedar un rectángulo prolijo más ancho que alto, al menos del doble. Si se contrae, dejar descansar.
Pintar toda la superficie (bordes también) con manteca pomada o con crema pastelera.
Esparcir abundante azúcar (mi abuela usaba azúcar negra), canela, ralladura de naranja y, si quieren, pasas, chocolate blanco o praliné. Enrollar con cuidado y delicadeza. Debe quedar todo del mismo espesor.
Estirar un poco y dejar descansar al menos 15 minutos en la heladera antes de cortar.
Cortar rollos de 2 o 3 dedos de espesor. Dejar leudar (en un lugar no muy caluroso) al menos por 4-5 horas hasta que los rollos se dupliquen.
Pintar con huevo, espolvorear con más azúcar y hornear a 180°C hasta que se doren, más o menos 15 minutos. Pintar con abundante almíbar.

Pizza de queso cuartirolo, parmesano, espinaca y espárragos

Pueden hacer esta masa solamente con harina de fuerza. Jamás una pizza llevaría centeno, pero se me ocurrió ponerle un pequeño porcentaje. La masa sirve tanto para parrilla, piedra o molde. Partimos de una prepizza que puede congelarse. Lo importante es que quede bien crocante.

Rinde 5 pizzas grandes, finitas

Ingredientes
Para la masa
420 g de harina 000
50 g de harina integral fina o semi integral
30 g de harina de centeno gruesa
370 ml de agua fría
1 g de levadura seca
8o g de masa madre de centeno
50 ml de aceite de oliva, para manipular la masa
10 g de sal

Para el topping
300 g de queso cuartirolo
Parmesano, a gusto
Hojas de espinaca, a gusto
1 atado de espárragos finos

Procedimiento
Amasar el día anterior o dos días antes de cocinarla. No hace falta autólisis. Integrar todo junto y dejar descansar de 20 a 30 minutos, tapado. Luego continuar amasando con un poco de aceite de oliva, dar forma de bollo sin agregar harina y llevar a la heladera en un bol aceitado hasta el otro día. El día de la cocción, estirarla en una placa aceitada, a medida que la masa lo permita. Si se contrae, esperar unos minutos. 
Agregar muy poco de aceite por encima con las manos y dejar leudar bien. Otra opción es llevar a frío, tapada, un día más (esto hará que quede más burbujeante).
Una vez bien descansada y leudada, hornear a 250°C, de 10 a 15 minutos. 
Agregar una capa de salsa por encima y continuar horneando hasta que tenga un piso apenas dorado. Terminado este proceso tendrán la prepizza. Pueden congelarla luego de que enfríe o agregarle queso y terminarla.

Armado y presentación
Si hay espárragos de estación, son ideales, si no, se pueden usar puerros, brócoli o chauchas. A los espárragos quitarles la parte blanca y cocinarlos por cinco minutos en sartén, parrilla o blanqueados. Colocarlos sobre la pizza, agregar un poco más de salsa y quesos por encima. En la parrilla, tapar la pizza con una placa y agregar brasas encima para que derrita el queso. Agregar los verdes frescos en la tabla, al retirar.

Bizcochitos de grasa, queso y espelta

Podrían reemplazar la espelta por harina integral. Esta es una versión muy cool de los bizcochitos de grasa.

Salen unas 25 unidades

Ingredientes
500 g de espelta o mix de blanca e integral superfina
100 g de grasa o aceite de coco frío
80 g de manteca
20 g de aceite de oliva
80 a 100 ml de agua
10 g de sal
50 g de queso rallado,
15 g de masa madre activa de centeno
Pizca de polvo para hornear

Procedimiento
Arenar las harinas con las materias grasas y la sal. Sino usan manteca, pueden completar con aceite de coco, de oliva o girasol. 
Incorporar el resto de los ingredientes y el agua para formar una masa. Esta parte va a depender un poco del ojo, según las harinas que usen. Debe ser la cantidad justa de agua para unir la masa, nomás. 
Amasar unos minutos, achatar y guardar en frío por unas horas. Volver a amasar y estirar, a una altura de 1/2 cm aproximadamente. Pasar a una placa y dar frío hasta el día siguiente.
Cortar la masa con cortante o un vaso. Pincelar con aceite, si quieren, agregar un poco de sal entrefina por encima, trinchar (o pinchar con un tenedor la superficie) y hornear a 180°C por 15 a 20 minutos. Dejar enfriar y acompañar con mate.