Hay un crecimiento innegable de esta variedad en nuestro país. Se multiplican las etiquetas de distintos estilos y regiones, con mayor o menor tipicidad. En esta nota, cuatro expresiones mendocinas para apuntar.

Publicado por  | Sep 15, 2022 |  |     

ecir que el Cabernet Franc está de moda es al mismo tiempo un acierto y una falacia. Aunque la cepa vive una popularidad creciente, el fenómeno no se puede simplificar como un capricho del mercado: detrás lo impulsa un enorme trabajo enológico. 

La exploración de suelos que hace avanzar al vino argentino globalmente, también beneficia el trabajo varietal en esta cepa históricamente relegada a participar en cortes. Al mismo tiempo, la precisión en los tiempos de cosecha permite generar expresiones cada vez más puras.

Aquí recomendamos cuatro etiquetas mendocinas lanzadas recientemente al mercado. 

Cru de Montaña Schistos Positivos 

Después de diseñar la carta de Mirazur, el restaurante de Mauro Colagreco en Francia, y de trabajar junto a Jean Paul Bondoux en La Bourgogne de Punta del Este, el sommelier Rodrigo Calderón se concentró en su propio espacio (El Sótano) y se lanzó a la aventura de crear vinos. Así, junto al periodista Giorgio Benedetti creó Cru de Montaña, una propuesta con el Cabernet Franc como estrella. Encontramos algo que aún no estaba hecho en Argentina: un proyecto enfocado en los diferentes matices de esa cepa según suelos y exposiciones dentro de una misma viña, explica Rodrigo. 
Schistos Positivos es uno de los tres ejemplares de la bodega. Austero y lineal al principio, va abriendo su paleta poco a poco de manera delicada con el paso del tiempo en la copa, manteniendo una tensión vibrante. El vino nace en San Pablo, en un suelo que favorece el desarrollo aromático reduciendo los rendimientos de fruta en la viña. Sin duda esta es una de las zonas con mayor potencial de Valle de Uco.
«Sobre la montaña, a 1.500 metros, la vegetación nativa y el clima fresco hacen que esta variedad se exprese de manera nítida”, ilustra Rodrigo. En la vinificación somos detallistas y tradicionales: nos gusta la fermentación en recipientes de madera grande con varios años de uso y la crianza en cemento nos permite mantener los vinos con mucha energía. Precio: $8200

Nodo Fuego Cabernet Franc

Guile Carnevali recorrió el mundo del vino desde la sommellerie hasta la comercialización, pasando también por el gerenciamiento de restaurantes y hoteles. Es lógico, entonces, que la curiosidad lo haya empujado al siguiente escalón: el de la elaboración.
De esta manera nació Nodo, su proyecto vitivinícola en sociedad con Christian Agelan, con el que lanzó un Chardonnay, un Malbec y un Cabernet Franc. La enología es de Matías Macías con la base operativa de la bodega Finca Ambrosía que, tal como explica Guile, tiene uva muy preciada y única: muchos productores ultra-top de Mendoza la compran para hacer grandes vinos.
El 85% de la ingeniería de Nodo Fuego Cabernet Franc comienza en Gualtallary, modelando un típico vino de clima frío de montaña, con distintiva expresión mineral –ese aroma a grafito que tan bien le va a la cepa– y gran pureza. Al 15% restante lo componen una mezcla de Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec en el que cada componente cumple una función cuidadosamente estudiada.
Trabajando con Finca Ambrosia tuvimos la suerte de echar mano de joyitas que tienen en la bodega: vinos viejos en barrica que utilizan para sus cortes, revela Guile. El Cabernet Sauvignon y el Merlot son de barricas de 500 litros, con estos aportamos estructura, peso y complejidad. El Malbec del año, sin madera, le da fruta y vivacidad. Precio: $1090

Aunque hay solo 800 hectáreas de Cabernet Franc versus 42000 de Malbec, es indudable que esta variedad y sus distintos estilos, más refrescantes o más equilibrados, está de moda.

Penedo Borges Cepas Cabernet Franc

El suelo arcilloso es el característico en Agrelo, Luján de Cuyo. ¿Cómo incide este tipo de suelo en los vinos? Sobre todo en los taninos, haciéndolos más redondos, y logrando buen volumen y perfil maduro. Este detalle que hizo legendarios a los Malbec de la zona puede complotar contra el minimalismo que hace atractivo al Cabernet Franc.
Pero desde Penedo Borges, el enólogo Juan Manuel González le encontró la vuelta a la cepa y consiguió un balance envidiable, sumando a la línea Cepas de la bodega un tinto fluido y elegante, con muy buena estructura.
Trabajamos mucho en el punto de cosecha, en la búsqueda de equilibrio entre madurez polifenólica y buena frescura. En bodega sólo cuidamos el trabajo de extracción, con temperaturas de fermentación de entre 23 y 25 grados para cuidar ese perfil fresco, explica. Su meta fue mostrar que en Agrelo podemos tener vinos que combinen buena madurez y frescura, con características varietales típicas, pero principalmente vinos que inviten a tomar. La barrica, aunque presente, está manejada con mucha maestría: sólo el 15% del vino madura en roble francés y americano durante 6 meses ofreciendo sutiles toques de tabaco y especias. Precio: $1800

Finca Flichman Reserva Cabernet Franc

La tipicidad del Cabernet Franc pide pimiento verde y hierbas acompañando codo a codo a la fruta, y el que Finca Flichman acaba de lanzar como nueva adición a su línea Reserva sigue al pie de la letra ese tópico. Algo que sorprendió a su enólogo, Rogelio Rabino, que esperaba algo más goloso considerando las temperaturas cálidas de Barrancas, la zona de origen. 
Enamorado del Cabernet Franc (me parece fantástico: es versátil, elegante y complejo, con un potencial de guarda muy lindo, dice), apenas aterrizó en Finca Flichman, Rogelio puso el ojo en un viñedo plantado en 2011 que la bodega usaba para cortes y nunca había trabajado en un vino monovarietal. Ya en el 2021, lo dejó reposar separado en toneles antiguos para explorar su potencial.
El suelo, con 80 centímetros de componente limo-arenoso y luego pedregoso, hizo un gran equilibrio en la planta y en la uva. Y elegimos justo el punto de cosecha, señala como las razones principales de su éxito. Me gusta trabajar con temperaturas un poco más frías en fermentación para preservar la parte aromática más herbal, además el vino luego reposa en barricas de 2500 litros para redondearlo y expresar todavía más el rasgo varietal. Precio: $3500