Los granos que desde 1740 se cultivan en las alturas de Perú, conquistan el paladar argentino debido a su excelencia y a su producción sustentable.

racias a la variedad de microclimas (84 de los 117 que existen en el mundo), en Perú se producen cafés con diferentes perfiles sensoriales. Estas características naturales sumadas al meticuloso trabajo de quienes trasladan su conocimiento en técnicas ancestrales y modernas, dan como resultado un café excepcional, también llamado café de especialidad. El nombre se debe a que carece de defectos en los granos y se destaca por su aroma, sabor y personalidad. Son granos cuidadosamente seleccionados en origen y llevan un riguroso seguimiento desde su cosecha en las fincas hasta su tostado y envasado.

La producción es exclusivamente de tipo Arábica, con un 70% de la variedad typica, seguida de Caturra (20%) y otras como Geisha, Borbon, Pache, etc (10%). Las más de 350 mil hectáreas cultivadas significan un tercio del empleo agrícola del país, siendo más de 2 millones de peruanos los que dependen de esta actividad. Así, Perú se convierte en el 2do productor mundial de café orgánico y está entre los 10 países exportadores a nivel mundial.

En Argentina se consume un kilo de café per cápita al año, y el 70% de los argentinos toma café en el desayuno. Impulsado por esta tendencia, Café Cabrales comercializa café de origen peruano de la Región de Cajamarca. Este producto se encuentra a la venta online y offline, tanto en supermercados como en el canal HORECA. Por otra parte, debido a la alta calidad de los cafés del Perú, pequeñas empresas, locales y cafeterías de especialidad como Café Piuran, ubicada en Palermo, han incorporado a su catálogo cafés 100% de origen peruano.

www.cabrales.com
IG: @cafe.cabrales
IG: @piuran.cafe