El café es sinónimo de compartir, de reflexionar, de hacer una pausa. Así lo entiende Ko-Hi-San, la nueva cafetería del tipo take-away y con sitting al aire libre, que acerca al público palermitano una propuesta enraizada en los rituales japoneses.

pciones dulces y saladas propias de Japón, y bebidas tanto frías como calientes, son parte de esta nueva oferta de productos únicos y de calidad que rinde homenaje a la cultura oriental.

En Ko-Hi-San se podrá disfrutar del repertorio más tradicional de la pastelería oriental. Para quienes se inclinen por el universo salado se ofrecen cuatro versiones de “sandos”: peceto con salsa gomadare y kimchi; pollo satai marinado con salsa anticuchera; tofu tataki, con chimichurri japonés; huevo pasado de mole con hongos salteados en manteca japonesa. Dentro de lo dulce, los “taiyaki” (pescaditos rellenos de nutella, dulce de leche, matcha y  dulce de leche  y chocolate) y las “tsuki” (medialunas). 

También hay un interesante menú de bebidas, frías o calientes: Ko-Hi-San invita a adentrarse en la cultura oriental con variedades de café con distintos tipos de leche, como así también degustar la ceremonia del té.

Ko.Hi.San
喫茶店 | K i s s a t e n

Café y sandos al paso
Arévalo 1888, Palermo

IG: @ko.hi.san