En un multiespacio compartido con ILVA, Milas y La Valiente Focacceria, la cocinera lanza su proyecto propio, una propuesta que incluye una cava de quesos y vinos, vivero y fuegos en Rincón de Milberg.

uando saltó a la fama por ganar un concurso del reconocido chef inglés Jamie Oliver, Felicitas Pizarro no sabía todo lo que tenía por delante en el mundo de la gastronomía. Apasionada por los fuegos y el vino, nunca imaginó que después de algunos años llegaría la hora de encarar su primer proyecto abierto al público.

Felicitas pensó a Maíz como un lugar que represente a las distintas regiones de nuestro país, con un nombre que nos remite a la tierra y al cultivo ancestral de Latinoamérica. Así es como realizó una curaduría especial de quesos y vinos federales, de pequeños productores de distintos rincones del país. La idea es ofrecer una selección de blancos, rosados, tintos, naranjos y espumantes, con variedad de precios, para llevar o para consumir en el invernadero, así como también quesos de vaca, búfala, cabra y oveja, a los que se podrá acompañar con chutneys, frutas, mermeladas y más, para el toque de acidez necesario.

Maíz es una propuesta que se suma al multiespacio pensado por ILVA, la empresa líder en porcelanatos, en donde conviven su showroom, la nueva sucursal de La Valiente, de Germán Torres, especializada en focaccias, y un pickup de Milas, de Christian Petersen.

A la cava se le sumará más adelante una propuesta gastronómica alrededor del fuego, en donde servirá desde empanadas al horno de barro, como así también carnes y vegetales asados a la parrilla. El espacio también contará con cocina económica, caldero, planchas y más para disfrutar de platos clásicos de todo el país.

A partir de septiembre, Maíz abrirá sus puertas de martes a domingo de 10 a 19 horas.

Av. Agustín M. García 7265, Rincón de Milberg
IG: @maiz.nordelta