Teia, la nueva línea de la bodega, está compuesta por dos blends co-fermentados que tienen una mínima intervención en su proceso de vinificación, y resaltan al máximo la calidad de sus uvas.

a nueva línea de Bodega Lagarde está compuesta por dos vinos tintos de corte: Teia Malbec – Petit Verdot 2020 y Teia Cabernet Sauvignon – Cabernet Franc 2020. Las uvas provienen de Agrelo y Perdriel, microrregiones de Luján de Cuyo. Con estas nuevas etiquetas, se busca resaltar al máximo la calidad de las uvas que dan los viñedos, fruto de años de trabajo sustentable.

Ambos vinos se cosecharon de forma manual y no tuvieron paso por madera. Son blends co-fermentados porque sus variedades fermentaron juntas, respetando y alimentándose entre sí. La elaboración fue tradicional y se usaron levaduras naturales. Todo estuvo a cargo del equipo enológico que dirige Juan Roby. Los cortes de Teia se caracterizan por tener mucha fruta y por ser frescos y bebibles. Son vinos con carácter, redondos y de gran presencia.

Teia es la palabra con la que Basilio, hijo de Sofía, nombraba a las estrellas para saludarlas cuando era un niño. Este nuevo proyecto busca reconectarnos con toda esa existencia, con los dibujos y con las constelaciones. Las etiquetas de la línea muestran un recorte del universo con sus estrellas y nebulosas. La artista a cargo fue Luciana Garabello, una acuarelista radicada en Buenos Aires.

“Teia es el vino que podés tomar después de tu clase de yoga o mientras ves tu serie favorita. Es el vino perfecto para acompañar el día a día, pero que también nos reencuentra con lo que más disfrutamos, con lo simple y natural”, agregó Lucila Pescarmona, Directora de Ventas de Lagarde en Norteamérica y copropietaria de Lagarde. 

Ambas botellas pueden encontrarse en vinotecas y tiendas especializadas a un precio sugerido de $900 por botella.

www.lagarde.com.ar/
IG: @lagardewine