En el marco del día del Medio Ambiente, la bodega ratifica sus principios de desarrollo sostenible con el objetivo de alcanzar un equilibrio natural en el ecosistema.

odega Pulenta Estate, ubicada en Alto Agrelo – Luján de Cuyo, fue fundada en 2002 por Eduardo y Hugo Pulenta, dos hermanos miembros de una de las familias más tradicionales de la vitivinicultura argentina. Con viñedos de más de 40 años, la compañía trabaja desde sus inicios para causar el menor impacto en el campo y siendo eficientes en la utilización de los recursos. Por esta razón el 5 de junio -Dia del Medio Ambiente- celebran sus prácticas sustentables y certificaciones.

“Nuestro objetivo como Pulenta Estate es que nuestra actividad continúe desarrollándose sin comprometer este ecosistema absolutamente natural y puro que encontramos, generando el menor impacto posible en la sociedad y siendo económicamente viables” concluye Eduardo Pulenta, alma mater de la bodega.

Dentro de sus acciones, se enorgullecen por el manejo de la vegetación con técnicas vitivinícolas y agrícolas sustentables, el no uso de insecticidas en tratamiento de plagas, el aumento de la materia orgánica del suelo y por el plan de uso eficiente de aguas subterráneas para riego. Además, cuentan con un proyecto de paneles solares para regenerar el 54% de la energía consumida, un plan de ahorro energético utilizando un espacio bajo tierra para conservar la temperatura natural de los vinos, y un programa de reciclado tercerizado para residuos del proceso de producción. A raíz de este tipo de prácticas, la bodega posee las siguientes certificaciones: Global GAP (Buenas Prácticas Agrícolas), Sustentabilidad de Bodegas de Argentina, e ISO 22000 sobre inocuidad de elaboración de vino.

www.pulentaestate.com
IG: @pulentaestate