“Sin equipo y sin constancia es muy difícil mantener las estrellas Michelin”

Sergio y Javier Torres

De visita en Argentina

Los hermanos que brillan en Barcelona con sus proyectos, pasaron por Argentina de la mano de Casa Vigil. Después de cocinar en Mendoza, estuvieron en Elena, del Four Seasons Hotel Buenos Aires, fueron homenajeados por Dolli Irigoyen, Narda Lepes, Mariano Ramón, Iván Azar y Nicolás Díaz.

Publicado por  | Ene 26, 2024 |  |     

 los ocho años, los gemelos Sergio y Javier Torres ya sabían que querían ser cocineros. El bichito picó de la mano de Catalina, su abuela, comenzando una carrera que los llevó –entre muchas otras cosas–, a fundar los restaurantes Dos Cielos (justamente en honor al cariñoso apodo con el que los llamaba su abuela) y Cocina Hermanos Torres.

El segundo lugar sorprende por su muy ambiciosa apuesta. Ubicado en una ex nave industrial de 800 metros cuadrados en el barrio de Les Corts (Barcelona), en el espacio las estaciones de cocina se intercalan con las mesas, en total sinergia. Allí, Sergio y Javier lograron alcanzar las tres Estrellas Michelín (más la estrella verde por su trabajo en sustentabilidad) a través de un preciso trabajo con producto de temporada, manipulado lo menos posible. Estilo que hermanaron días atrás con el de Casa Vigil, en Mendoza, en una visita a Argentina que también los trajo a un gran agasajo culinario en Elena, el restaurante del Four Seasons Hotel Buenos Aires.

Los pilares de nuestro estilo culinario son, sobre todo, la temporada, el producto, el productor y el sabor, enumera Javier, mientras que Sergio suma como motor a los recuerdos de la infancia y los productos que tenemos muy cerca, alrededor nuestro, además de destacar que la cuchara tiene un protagonismo especial.

Alimentando esas ideas, los Torres apuestan por la economía circular, el mundo digital (su equipo se comunica a través de tablets y pantallas para generar un ambiente silencioso) y por comprar directamente a los productores, sin intermediarios, buscando un comercio más justo. 

También apuntamos a la eficiencia energética. Dentro de poco pondremos placas solares, agrega Javier. La ropa del personal es reciclada e hicimos un proyecto con Aguas de Barcelona para reutilizar los residuos de agua, continúa Sergio. Tenemos una máquina de compost y enfrente del restaurante hay un parque donde les damos compost a los vecinos y ellos plantan sus semillas. Y nos movemos siempre en bicicletas, motos eléctricas o coches eléctricos. Ya lo llevamos a nuestro terreno personal.

La pátina de vanguardia que rodea el hacer de los Torres se complementa con un gran equipo de investigación y desarrollo en el que, según Javier, nadie para de trabajar en ningún momento. Es que con un proyecto tan abarcativo como el de Cocina Hermanos Torres, el músculo y el cerebro que los acompaña es clave. Y es también, según remarcan los hermanos, una de las condiciones de posibilidad de su llegada a lo más alto del podio Michelin. Sin equipo es muy complicado, intentamos rodearlos y formarlos, subraya Javier.Y luego, hay que tener mucha constancia. Todos empujamos, es un equipo joven con ilusión y ganas, que siempre quiere más.

En ese sentido, Sergio lo ve como un hito en un largo camino. Llevamos mucho tiempo en la profesión y una vez que consigues las tres estrellas no sólo quieres luchar para mantenerlas sino hacerlas brillar. Seguir evolucionando tanto el proyecto como los equipos y la cocina.

Llevamos mucho tiempo en la profesión y una vez que consigues las tres estrellas no sólo quieres luchar para mantenerlas sino hacerlas brillar. Seguir evolucionando tanto el proyecto como los equipos y la cocina.

Hermandad natural

Cocina Hermanos Torres y Casa Vigil están unidos por la Estrella Verde de Michelín. Y el menú que los puso a trabajar juntos –con el agregado del equipo de Elena– en Mendoza vibró de naturaleza fresca con tomates, azafrán, choclo, lavanda, melón, algarroba, cacao y más. Es un menú vivo, con sorpresas según lo que encontramos en los viñedos y los productos de la zona, resume Javier.

Mientras tanto, en el Four Seasons Hotel Buenos Aires, los Torres recibieron una enorme muestra de hospitalidad gastronómica argentina. Dolli Irigoyen, Narda Lepes, Mariano Ramón, Iván Azar –de Casa Vigil– y Nicolás Díaz –de Elena– ofrecieron un auténtico catálogo de algunos de los mejores regalos de la cocina y el producto nacional, con puntos altísimos, como el carpaccio de Dolli, el tomate con algas y huevas de Narda, y el curry de choclo con chipá mbocá de Mariano.

cocinahermanostorres.com
IG: @hermanostorres
IG: @casavigil