Sueño Verde

por | Oct 12, 2018 | Productores

Todo empezó con la albahaca, el primer verde del sueño que los ingenieros agrónomos Pablo Maseda y Agustín Benito vieron nacer en su campo. La albahaca es el producto insignia que figura en su logo, el que llegaron a exportar a Nueva York y con el que elaboran un pesto delicioso.

Ese principio perfumado dio paso a nuevos cultivos y después a un repertorio enorme que nunca imaginaron llegar a tener. Cuando Pablo y yo terminamos la carrera en la Facultad de Agronomía, ser agrónomo no era buen negocio si no tenías un campo. Entonces comenzamos a incursionar en este mètier en un terreno que tenía mi padre.

Con el tiempo decidimos alquilar un espacio más grande y después otro. Finalmente plantamos bandera en este campo, dice Benito y hace un gesto con la mano abierta como queriendo abarcar las 26 hectáreasdonde crecen a sus anchas vegetales baby. Micro green. Brotes. Espinacas, zanahorias, remolachas, kale… Unos 80 cultivos que abastecen a 400 clientes repartidos entre Buenos Aires, Mendoza y Córdoba.

Trabajamos de manera no tradicional, con buenas prácticas agrícolas y tecnología de última generación en 10 campos diferentes.

Mientras el sol juega a las escondidas en la pampa chata, una máquina cosechadora recoge la rúcula que se extiende en la superficie del invernadero como una alfombra vegetal. Corto unas hojas y me llevo a la boca ese puñado amargo, crujiente, salvaje. Rúcula parecida a sí misma. La tierra sabe. Agustín y Pablo también.

Somos productores hortícolas orientados hacia la gastronomía. Entendemos la problemática del gastronómico. Trabajamos de manera no tradicional, con buenas prácticas agrícolas y tecnología de última generación en 10 campos diferentes. El que hoy recorro, junto con otros colegas y cocineros, reunidos para celebrar el cumpleaños número 25 de Sueño Verde, está en Parada Robles, Exaltación de la Cruz, km 78, de la Ruta 8. El encuentro es una muestra del vínculo estrecho que trazan estos productores y los clientes que valoran el fruto de su trabajo. 

Lo que nosotros hacemos está pensado para clientes que seis veces a la semana tienen que contar con productos novedosos, de calidad y a precios estables. Por eso todos los días cosechamos, todos los días entregamos materia prima con certificación IRAM y lista para usar, dice Benito, y describe el circuito de distribución aceitado que forma parte del diferencial.

SUEÑO VERDE
Ruta 25, km 7,5 – Pilar – 0810-888-verde (8373)
info@s-verde.com.ar

Ya hace 25 años que Sueño Verde es realidad.
Cien estaciones de cultivos y cosechas. Mucho para festejar.