Federico Ruiz, Leonardo Pisano, Dolores Urqía y Gustavo Soto. El corazón de URQO.

La bodega de Valle de Uco presenta Palo Santo, su primera línea de vinos, y con ella comienza su recorrido en el mundo vitivinícola.

RQO Bodegas y Viñedos, un proyecto de la segunda y la tercera generación de la familia Urquía, se lanza al mercado con Palo Santo, su primera línea de vinos: un Malbec y un Cabernet Franc, ambos cosecha 2021.

La bodega se estableció hace 15 años en el Valle de Uco con el objetivo de producir vinos de excelente calidad, aprovechando las características climáticas, de altura y de suelo de la región, y de poder expresar el terroir a través de ellos. “Trabajamos con uvas de nuestras propias fincas, que se ubican en distintos puntos del Valle de Uco. Eso nos permite obtener vinos auténticos y puros de cada lugar”, explica Leonardo Pisano, enólogo de la bodega.

El nombre surge de la fusión entre Uco, el lugar en donde se establecieron, y Urquía, la familia fundadora, que decidió perseguir un sueño familiar, y para ello convocaron al viticultor Gustavo Soto.

URQO se presenta en sociedad con una línea de vinos que busca transmitir la idea del ritual sagrado alrededor del vino, a través de su nombre: Palo Santo. “Que el vino lleve el nombre de un árbol tan especial significa traer en cada detalle, cada acto, algo de aquello sagrado y milenario a nuestra vida cotidiana, a nuestros pequeños momentos de contacto, de unión”, explica Dolores Urquía, propietaria de URQO.

La línea Palo Santo se compone por un Malbec 2021, con notas de fruta negra y flores con algo especiado proveniente de la crianza en madera, y un Cabernet Franc 2021, más amplio en boca y de taninos maduros y acidez media. Ambas etiquetas tienen un precio sugerido de $1800 en vinotecas.

www.bodegaurqo.com
IG: @bodegaurqo