El winmaker francés Michel Rolland presentó en Argentina la cosecha 2019 de Clos de los Siete. Un vino elegante, fresco y con gran potencial de guarda.

ace 34 años, el winemaker Michel Rolland llegaba a la Argentina. Era el primer país, después de su Francia natal, donde había decidido vinificar. Pasó mucha agua –o mucho vino– bajo el puente desde entonces y hoy presenta la cosecha 2019 de Clos de los Siete, un blend proveniente de las cuatro bodegas mendocinas que conforman el Clos en Vista Flores, Valle de Uco: Diamandes, Cuvelier, Monteviejo y Rolland.

Argentina fue el primer país, después de su Francia natal, donde decidió explorar terroir aptos para vinificar. Ya son 23 países productores de vino donde Rolland hace asesoramiento.

A este vino emblemático lo presentó el enólogo en una cata vertical de cosechas de los últimos 10 años organizada en el Alvear Icon Hotel Puerto Madero, donde se sirvió un menú especial firmado por Darío Giorgieff.

La cosecha 2019 muestra en boca elegancia, frescura y buena estructura. Se le augura un gran potencial de guarda.

www.closdeslossiete.com